webnoticias, publicación de artículos gratis, participación ciudadana, notas de prensa
Publicar es gratis, sólo tienes que registrarte y escribir.
  Usuario: Clave:    
   
 
Decir que 'nunca es triste la verdad' me pone muy triste. ¿Habrá algún remedio para esa tristeza?   por    
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
Home
MiguelOrtemberg 8/20/2018 12:04:18 a.m.
MiguelOrtemberg
Olivera y Juan Bautista Alberdi parte 4
Miguel Ortemberg escritor argenitino
votos 0 comentarios 0 enviar vínculo a un amigo
Tags literatura literatura latinoamericana relatos poemas Miguel Ortemberg escritores argentinos narrativa argentina novelas de escritores argentinos
 
Fragmento de novela de escritor sudamericano
 

(Fragmento de la novela La reencarnación de Buda en Lope de Vega y Jonte)

 

(Viene  de Olivera y Juan Bautista Alberdi parte 3)

No miró a Horacio a los ojos ni por un instante, se paró detrás de su padre e, inclinándose, lo abrazó rodeando su cuello. Luego le susurró algo al oído. Rocardo le tomó las manos.

—Es mi hija Helena, a la que no logro domesticar ni hacer que golpee antes de entrar —dijo.

Horacio, embelesado, redireccionó en un instante su mirada para no quedar en ridículo.

—¿Domesticarla? ¿Como el zorro de El Principito, digo, de Exupéry? —bromeó.

Ella sonrió. Horacio vio la expansión de esa sonrisa y se estremeció. Helena lo atravesó como una espada, lo desarticuló como a un muñeco, lo convocó como el tambor que convoca a la batalla, lo despertó del aburrimiento y de la sordidez de la vida. Se vio arrastrado hacia ella con la fuerza con que llama la tierra.

Con el hemisferio derecho pensó “Quiero que sea mía”, mientras el izquierdo repetía “No sabés inglés… ¡Jamás será tuya!”.

Rocardo conocía la belleza de su hija y sus inevitables consecuencias. Cortó el encanto del momento e inició la despedida de Horacio.

—En concreto… ¿Qué es lo que te gustaría hacer?

Él contestó algo inesperado para ellos y para sí mismo, algo que dijo sin pensar:

—Me gustaría dominar el tiempo, volver atrás hasta la noche negra en que murió mi padre y recuperarlo. ¡Recuperarlo! Sueño despierto y dormido con eso, con volver atrás y abrazarlo suavemente, como su hija lo abrazó hace un instante a usted, y traerlo de nuevo a la vida.

A Helena esas frases le quemaron la piel como la llamarada que llega de una explosión potente y cercana. Rocardo se fastidió, era un hombre concreto y todo eso le pareció el devaneo propio de una persona emocionalmente desequilibrada. Decidió no involucrarse y dar por terminada la reunión.

—Me imagino lo que sentís, pero laboralmente… ¿Qué querés hacer?

—Algo que tenga que ver con lo que estudiaba, tengo que retomar la facultad apenas resuelva la cuestión del trabajo.

—¿Y qué estudias?

—Antropología.

Rocardo pensó: “Pobre infeliz, se va a cagar de hambre toda la vida”. Luego eléctricamente se puso de pie y Horacio, que entendió el gesto, saludó y salió de la habitación. Estaba conmovido, ni siquiera percibió que Helena que lo buscaba con la mirada; se sentía asfixiado.

Bajó la escalera, esperó a que le abrieran la puerta, volvió a escuchar la voz chillona de la secretaria y cuando apoyó el primer pie en la vereda, volvió a sumergirse como un buzo en el frío húmedo y hostil de Buenos Aires.

(continuará)





Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada 4.0 Internacional.

Miguel Ortemberg Miguel Ortemberg

Crea tu insignia
Te gustó esta nota, compártela con tus amigos
ico_copada.gif ico_delicious.png ico_enchilame.gif ico_facebook.png ico_fresqui.gif ico_google.gif ico_meneame.gif ico_myspace.gif ico_technorati.png ico_twitter.gif ico_yahoo.png
Visitá otras notas de MiguelOrtemberg
Olivera y Juan Bautista Alberdi
Cima del Monte Meru
UN REGALO MUY ESPECIAL
LA ÚLTIMA CENA
LA NEBLINA DE LA RESPI-RACIÓN HUMANA SOBRE BUENOS AIRES
Nadie
 
Comentarios 0  
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de webnoticias.
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
 
 
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Nos contaron qué leen
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
 
 
Documento sin título
 
Publicar es gratis, sólo tienes que registrarte y escribir.