Mercado liberado para inmobiliarias 8/10/2020
Inmobiliaria Mazzei
Inversiones inmobiliarias

En todos los sectores se han producido avances y retrocesos; la inmobiliarias, que vienen siendo afectadas por políticas de control de operatorias, por el tipo de moneda, por la falta de acceso a hipotecas y ahora por la pandemia, muestra, como siempre que sus acciones van hacia adelantes; los bienes raíces siempre son el refugio del mercado conservador, no sólo por ser un bien tangible, sino por la experiencia que suma desde las negociaciones y la política de beneficiar tanto al comprador, como al vendedor.

El sector inmobiliario sabe adaptarse, en la actualidad y de la mano de la tecnología, con los nuevos sistemas de fotografía 360 y Drone, es posible visitar los inmuebles sin el riesgo que conllevan los dos aspectos: personas que guían las visitas, personas que visitan los inmuebles.

Las inmobiliarias desarrolladoras, las que apostaron a abrir nuevos espacios de construcción, han demostrado tener una visión de adaptación; ya era una tendencia en el mundo los barrios cerrados, con servicios de hotelería y nuevos materiales de construcción que privilegia el cuidado ambiental.

Mientras las políticas económicas de los países suelen caer en acciones de irresolución, analizando desde puntos de vista, generalmente opuestos, a los intereses del sector, las decisiones terminan siendo puntuales de la mano de las inmobiliarias que toman el futuro y construyen para ese momento.

Es el caso de la Inmobiliaria Mazzei, con sus emprendimientos en la zona sur, Ezeiza, San Vicente, Canning, barrios cerrados y abiertos, éstos últimos con todas las ventajas de los primeros, el cuidado ambiental, los lagos cerca, los clubes de deportes y en la actualidad, con el suficiente apoyo de infraestructura de aislamiento y servicios de atención a los inquilinos.

El sector inmobiliario ha demostrado, en los últimos años capacidad de adaptación a las circunstancias más adversas, y en el actual momento de Pandemia, parece haber sido a propósito toda esa preparación, ya que permitió invertir en nuevas zonas, con nuevos servicios, a pocos minutos de la ciudad capital, pero sin sus incomodidades. Aislado en la actual situación, como ventaja extra, aunque accesibles para el transporte, aislados cuando es conveniente.

Dada la situación de economía frenada se instrumentan nuevos convenios, históricamente el ladrillo es factor de recuperación para equilibrar las otras economías y, aunque por el momento las operatorias han disminuido no así las consultas y los compromisos de compra.

Por otro lado, el tiempo se estira y las consultas permiten afinar la comparación, que para los mejores analistas coinciden en que las nuevas localización, antes, ahora y después de la pandemia, favorecen la tendencia a considerarlos como la preferencia, no sólo de inversores, sino de dueños; una nueva forma de vivir, con otros hábitos se perfila ya desde hace una década, al menos; un espacio donde se combina lo laboral con lo doméstico y actividades familiares, son una tendencia que en la actualidad parece a propósito de lo que ya se está llamando “la nueva normalidad”.

Los analistas coinciden en que la nueva normalidad propone otras expectativas, donde la propiedad adquiere otro significado.

 





Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Inmobiliarias

www.mazzeipropiedades.com.ar

Periódico Inmobiliaria Mazzei
inmobiliarias inversiones inmobiliarias bienes raíces inversiones en inmuebles
Inmobiliaria Mazzei inmobiliarias en Ezeiza inmobiliarias en Canning inmobiliarias en San Vicente